Cómo LSY permite a las niñas a desarrollar su máximo potencial

Una historia de Bolivia que muestra el impacto sincero y sostenible que tiene Libre de Ser Yo!

Diana es una niña de siete años, que cursa el primer curso de primaria. Durante todo el año escolar sus profesoras la veían como retraída y muy callada; no le gustaba participar en clases y mucho menos hablar en público. Después de su participación en Libre de Ser Yo, su actitud cambió por completo- es mucho más abierta en clases y participa mucho más.

El mayor cambio se pudo ver cuando le tocó dirigir sus actividades favoritas de LSY en su curso, lo hizo tan bien y con tanta naturalidad y alegría que fue elegida para ir a otros cursos de su grado para replicar las actividades.

Sus papás están tan contentos con este cambio y notan tanto la diferencia que decidieron inscribirla a Guías de Bolivia, donde continúa su desarrollo en el rama Alitas, permitiéndole alcanzar su potencial como líder.

Deja un comentario